Actualidad PO Regional Cantabria
Atrás

El Gobierno de Cantabria ha favorecido créditos por más de 53,5 millones de euros a través de la Iniciativa PYME

Mediante este instrumento, que aplica parte de la financiación con cargo al FEDER, se han concedido 689 préstamos a empresas cántabras hasta finales de junio

El Gobierno de Cantabria ha favorecido a través de la Iniciativa PYME, desde la puesta en marcha en 2015 de este programa hasta finales de junio de este año, crédito a pequeñas y medianas empresas por un importe de 53,5 millones de euros. En total, se han concedido durante este periodo 689 préstamos para impulsar el tejido empresarial en la región.

"Se trata de un instrumento que sirve para canalizar el crédito hacia aquellas empresas que de otro modo no obtendrían financiación, ya que el 88% de los préstamos concedidos con el respaldo de este instrumento financiero se han destinado a las que tienen una calificación de rating AAA, que supone el mínimo nivel de riesgo", ha asegurado el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota.

Sota ha animado a las pymes cántabras a hacer uso de esta herramienta que les puede ayudar a resolver sus necesidades de financiación tanto en el corto como en el largo plazo.

Este instrumento, que aplica parte de la financiación de la Unión Europea con cargo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), no es una subvención clásica, sino que la cantidad que pone en la Comunidad Autónoma se canaliza y se utiliza como garantía para sumir riesgo en los proyectos.

Todos los préstamos concedidos tienen una garantía máxima del 50% y el periodo de devolución es inferior a los 5 años en el 82% de los casos, de los cuales el 73% ha ido a Micropymes de menos de 10 trabajadores y el 83% son iguales o inferiores a 100.000 euros.

Por sectores, los más beneficiados han sido comercio mayorista y minorista, manufacturas, actividades de alojamiento y restauración y actividades profesionales, científicas y técnicas.

Las entidades que han participado en la operación han sido el Banco Santander, Liberbank, Caixabank, Bankia, Bankinter, Sabadell y Banco Cooperativo.

Las principales ventajas son facilitar el acceso a la financiación de las PYMES a través de la aplicación de un instrumento de garantía, apoyar el crecimiento y consolidación de las PYMES existentes y el establecimiento de nuevas empresas mediante la financiación de capital semilla y a las ampliaciones de capital.

Se conceden préstamos a PYMES con mayor riesgo que de otro modo no obtendrían financiación y así pueden resolver en parte sus necesidades de una forma rápida gracias a este instrumento. 

Los beneficiarios que pueden acogerse a este instrumento son PYMES que cumplan con los siguientes requisitos: hasta 249 trabajadores (incluidos autónomos), facturación menor o igual a 50 millones de euros y balance menor o igual a 43 millones de euros.

El destino de los préstamos puede canalizarse para activos tangibles o intangibles, circulante relacionado con el ciclo comercial y adquisición de empresas (entre inversores independientes).

Las condiciones de los préstamos son en proyectos de inversión de 2 a 12 años con posibilidad de carencia y financiación de circulante de 2 a 5 años. Pueden solicitarse en forma de préstamos, leasing o cuenta de crédito, siempre con un límite de 12,5 millones de euros.